contador

jueves, 10 de mayo de 2012

De mi lado del amor. Cartas.


   

Yo le escribo cartas
Trato de acercarme a su recuerdo ,que cada vez se parece menos a ella.

Como hombre que abraza una sombra , le cuento acerca de mi vida , exagero logros …
 Y me enojo porque no me responde  ,entonces  al rato en otra carta le ruego que olvide la carta anterior ,angustiado ante la idea  de alejarla…
Solo así  voy a dormir tranquilo, sabiendo que ella y yo estamos bien

Pero a estas horas me encuentro ante la idea de que se haya mudado de casa. Cuando muy temprano a la mañana paso a dejarle un nuevo sobre  en el buzón, noto el abandono de los lugares vacíos ,en su patio.

Si ella ya no está en ninguna parte ,si ya no lee mis cartas ,si ya no dialogamos ,nos enojamos y nos reconciliamos como antes ,solo me quedaba seguirle escribiendo a esa sombra que ahora estaría perdida  pero que no tardará en volver.

Y entonces , volveríamos a encontrarnos  en las palabras ,donde siempre existimos.

4 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

¿Me equivoco si pienso que lo escribiste un poco como escritura automatica, impulsivamente? Si es así, te felicito. No te tenido muchos resultados.
Si mi impresión es equivocada, también te felicito. Está bien escrito.
Me parece que el tema, justamente es el temor de producir una impresion equivocada, continuamente, de tener que rectificarse continuamente.
Temor que es remplazado por no producir ninguna impresión, de que las cartas no lleguen a la destinataria, el temor a la soledad.
¿Y que tal si hay otra destinataria, si la original se mudó y hay otra en la misma direccion? Incluso, siendo la misma es al mismo tiempo otra. Ideas de ultimo momento, improvisadas.

Karina Olivera dijo...

Hola Demiurgo:
La verdad es que la gran mayoría de mis textos son escritura automática.
No estudié letras ni hice talleres así que respeto los tiempos de las palabras, ellas vienen solas .

Entonces me parece que ese es el valor que quiero conservar,el del momento.
Me pasa de estar hablando con alguien por chat y que esa charla me inspire una historia .
O ver una foto ( una buena foto) o caminar por la calle como me pasó una vez tambien.

En cuanto a las cartas de amor yo creo que las escribimos para nosotros mismos, que los destinatarios somos nosotros.
Muchas veces la otra persona no llega a entender y por lo tanto no recibe lo que le queremos trasmitir...

Pero es una apreciacion mia.
La chica en cuestíon nunca tuvo una relación con el enamorado :)

el oso dijo...

Yo casi (adviértase el "casi") no he escrito cartas de amor. En el sentido literal, claro.
Pero a veces me he sentido desparramándolas para ver si alguna señal llegaba a destino feliz.
El pampero, me dije, hace demasiados remolinos.

Muy bello.
Nos leemos

Karina Olivera dijo...

El Oso:
Nunca es tarde para empezar a escribirlas!
Me gusta eso del viento pampero,tus cartas prometen :)
Claro que nos leemos, un placer!